Biotecnología: sus conceptos básicos

La biotecnología se podría definir como el uso de sistemas biológicos que se encuentran en organismos o el uso de los organismos vivos para hacer avances tecnológicos y adaptar esas tecnologías a varios campos diferentes; estas incluyen aplicaciones en varios campos, desde la práctica agrícola hasta el sector médico.No solo incluye aplicaciones en campos que involucran a los vivos, sino cualquier otro campo donde se pueda aplicar la información obtenida del aspecto biológico de un organismo.

La biotecnología es particularmente vital cuando se trata del desarrollo de herramientas de tamaño microscópico y químicas, ya que muchas de las herramientas que utiliza la biotecnología existen a nivel celular.  Aunque hemos hecho uso de sus efectos durante más de 6000 años, según se calcula, en este momento puede hablarse de dos grandes tipos: la médica y la agrícola.

La biotecnología médica es el uso de células vivas y otros materiales celulares con el fin de mejorar la salud de los humanos. Esencialmente, se usa para encontrar curas, así como para deshacerse y prevenir enfermedades. La ciencia involucrada incluye el uso de estas herramientas con el propósito de investigar para encontrar formas diferentes o más eficientes de mantener la salud humana, comprender el patógeno y comprender la biología celular humana.

Aquí, la técnica se utiliza para producir medicamentos farmacéuticos, así como otros productos químicos para combatir enfermedades. Implica el estudio de bacterias, células vegetales y animales para comprender primero cómo funcionan en un nivel fundamental. Involucra en gran medida el estudio del ADN para conocer cómo manipular la composición genética de las células para aumentar la producción de características beneficiosas que los humanos pueden encontrar útiles, como la producción de insulina. Esto generalmente conduce al desarrollo de nuevos medicamentos y tratamientos, novedosos en el campo.

Fruto de este tipo de biotecnología son las vacunas y los antibióticos. Las vacunas son sustancias químicas que estimulan el sistema inmunitario del cuerpo para combatir mejor los patógenos cuando atacan el cuerpo. Lo logran insertando versiones atenuadas (debilitadas) de la enfermedad en el torrente sanguíneo del cuerpo.  Por otro lado se han logrado numerosos avances en el desarrollo de antibióticos que combaten los patógenos para los humanos. Muchas plantas se cultivan y modifican genéticamente para producir los anticuerpos; el método es más rentable que usar células o extraer estos anticuerpos de animales, ya que las plantas pueden producir estos anticuerpos en grandes cantidades.

La biotecnología agrícola se centra en el desarrollo de plantas genéticamente modificadas con el fin de aumentar los rendimientos de los cultivos o introducir características a esas plantas que les brindan una ventaja si es que crece en regiones que ponen algún tipo de factor de estrés en la planta; a saber, el clima y las plagas. En algunos casos, la práctica implica que los científicos identifiquen una característica, encuentren el gen que la causa y luego coloquen ese gen dentro de otra planta para que gane esa característica deseable, haciéndola más duradera o haciendo que produzca rendimientos más grandes que antes hizo.

La biotecnología ha proporcionado técnicas para la creación de cultivos que expresan características anti plagas de forma natural, haciéndolos muy resistentes a las plagas, en lugar de tener que seguir sacudiéndolas y rociándolas con pesticidas; un ejemplo de esto sería el hongo Bacillus thuringiensis, genes que se transfieren a los cultivos. Por otro lado, la cría selectiva ha sido una práctica que los humanos han practicado desde que comenzó la agricultura. Este método consiste en elegir los animales con las características más deseables para reproducirse entre sí, de modo que la descendencia resultante también exprese estos rasgos. Las características deseables incluían animales más grandes, animales más resistentes a las enfermedades y más animales domiciliarios, todos orientados a hacer que el proceso de cultivo sea lo más rentable posible.