8631968570_786b32be7e_b

Ocho razones para enamorarse de las microalgas

Estoy enamorado de las microalgas. De manera platónica entiéndanme, porque su diminuto tamaño y condición (son microorganismos microscópicos) hacen muy complicada una relación seria. En mi caso el flechazo se ha producido por estas ocho razones, pero seguro que habrá más a medida que aumentan sus aplicaciones y la forma de aprovechar sus posibilidades.

1. Básicas para la vida en la Tierra: Fueron los primeros organismos unicelulares en realizar la fotosíntesis, y son la base de las cadenas tróficas que viven en los océanos. Sin ellas, los seres humanos y gran parte de la vida del planeta no sería posible.

microalgas

Universidad EAFIT. SP1, un proyecto que utiliza microalgas para reducir las emisiones de CO2

2. Producción de alimentos a gran escala: Fue su primer interés. Ya en 1890 comenzó a cultivarse con fines científicos la Chlorella vulgaris. Décadas después, en 1949, un grupo de investigadores del Instituto Carnegie de Washington (EEUU) sentó las base para el cultivo masivo de microalgas, demostrando que podían manipularse para disponer así de una fuente suplementaria de proteínas con la que alimentar a una población mundial en aumento (ya somos 7.000 millones de personas, y subiendo).

3. Lucha contra el cambio climático: Las microalgas tienen una gran capacidad de absorber dióxido de carbono (CO2), el principal gas de efecto invernadero involucrado en el calentamiento global. Diversos investigadores, como los del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN-CSIC), estudian varias cepas en distintas condiciones como sistemas para atrapar la mayor cantidad posible de CO2.

4. Generación de energías limpias: Las microalgas podrían ser claves para elaborar biocombustibles que no requieran de cultivos ni terrenos destinados a alimentos. Entre sus ventajas, una mayor producción que otros cultivos energéticos, unas condiciones mínimas de mantenimiento y un coste que podría ser muy bajo. Los científicos trabajan para que el proceso sea competitivo a gran escala, como los del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental (ICTA) de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), y del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC), que utilizan microalgas dinoflageladas.

microalgas2

Ron. Microalga Chorella.

5. Creación de nuevas medicinas: Compuestos y medicamentos producidos con diversas especies de microalgas se utilizan por su efecto antiinflamatorio, antialérgico, analgésico, antiviral, etc. en la prevención y tratamiento de diversas enfermedades.  El campo de investigación es muy amplio, como señalan investigadores del grupo de Análisis Medioambiental y Bioanálisis, y Bioquímica y Biotecnología de Organismos Fotosintéticos de la Universidad de Huelva, que trabajan en alimentos funcionales ricos en selenio que podrían utilizarse en la prevención del cáncer, las enfermedades cardiovasculares y del sistema inmune o contra los problemas neurológicos.

6. Elaboración de productos cosméticos: Es la razón para los más presumidos sin duda. Varias especies, en especial la Spirulina y Chlorella, se utilizan en productos cosméticos y de cuidado corporal. Conocidas marcas de belleza internacionales incluyen ya en sus fórmulas extractos de estos microorganismos, y están abriendo un importante campo de negocio, como el que sondea en el Parque Empresarial “La Moraleja” de Madrid la empresa AlgaEnergy.

7. Impulso de una acuicultura más sostenible: Ante una población en aumento y unos recursos pesqueros cada vez más sobre explotados, el peso de la acuicultura (cultivo de especies acuáticas) crece año tras año. Para conseguir unos productos acuícolas de mayor calidad, ricos en elementos alimenticios beneficiosos para la salud, y de paso reducir costes e impacto ambiental, las microalgas también tienen mucho que aportar. Así lo ve por ejemplo el Grupo de Biotecnología de Microalgas marinas de la Universidad de Almería, que ha desarrollado un proceso para alimentar especies acuícolas a partir de la Nannochloropsis gaditana.

8. Depuración y aprovechamiento de aguas residuales y contaminadas: Las depuradoras convencionales necesitan productos químicos y energía que puede reducirse con el uso de microalgas, e incluso para el desarrollo de sistemas que limpien zonas contaminadas. Y para convertir el residuo en un recurso, se pueden conseguir biofertilizantes a partir de microalgas cultivadas en aguas residuales, como hacen en la Universidad de Almería.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someoneDigg thisShare on TumblrShare on RedditShare on Google+Print this page

5 thoughts on “Ocho razones para enamorarse de las microalgas

  1. Excelente compendio, compa. Yo agregaría además que, entre el abanico metabólico que poseen, también está la posibilidad de crecerlas en condiciones heterotróficas. ¿Imaginas el potencial que tendría poder cultivarlas en un fermentador convencional, usando fuentes de energía de bajo coste como desechos lignocelulósicos? ¡Es tremendo! Saludos.

  2. Alex ¡¡enhorabuena por tu artículo!! No me extraña que te enamores de estos microorganismos que cuentan con multitud de aplicaciones. Hace poco estuve con un grupo de periodistas en las instalaciones de AlgaEnergy en Madrid y me sorprendí muy gratamente de todo lo que nos contaron, que resumes muy bien en tu artículo, y de lo que vimos. Al leerlo, me ha venido a la mente un proyecto, no de microalgas, pero sí de algas, del VII Programa Marco, llamado Seacolors, “Demonstration of new natural dyes from algae as substitution of synthetic dyes actually used by textile industries” en el participa ASEBIO. El objetivo principal de Seacolors es la demostración y validación de la obtención de tintes naturales de una fuente sostenible y renovable, como las algas, y su aplicación en la industria textil para sustituir los colorantes sintéticos, que son contaminantes y perjudiciales para el medio ambiente. Ya ves, nuestra ropa puede teñirse con los colores de las algas, de forma natural, así es la biotecnología, impresionante.

Responder a Lucía Cecilia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>